Comunidad de Cristo

Principios Duraderos

Principios Duraderos

El Fundamento: Dios, Cristo, El Espíritu Santo

La revelación de Dios en Jesucristo y su continua presencia a través del Espíritu Santo, como es proclamada en las escrituras, es el fundamento de nuestra fe, identidad, misión, mensaje y creencias.

En fiel respuesta a nuestra herencia y experiencia continua con Dios, Cristo y el Espíritu Santo, nos es-forzamos por proclamar los siguientes principios duraderos (valores, conceptos, temas) como componentes esenciales de la identidad y misión de la iglesia.

Los Principios duraderos definen la esencia, corazón, o alma de la identidad, misión, y mensaje de la iglesia. Ellos describen la personalidad de la iglesia como expresada por medio de sus participantes, congregaciones y organizaciones afiliadas por el mundo.

Algunos los llaman principios duraderos como “valores centrales.” Otros les llaman “conceptos fundacionales.” Use cualquier término que tenga más sentido en el entorno donde está escribiendo, compartiendo, enseñando, o predicando. Para propósitos oficiales generales, la Iglesia Mundial usará el término “Principios Duraderos.”

Principios Duraderos

  • Gracia y Generosidad
  • Lo Sagrado de la Creación
  • Revelación Continua
  • El Valor de todas las Personas
  • Todos Son Llamados
  • Decisiones Responsables
  • Búsqueda de la Paz (Shalom)
  • Unidad en la Diversidad
  • Bendiciones de la Comunidad

Siguen cada principio con declaraciones que ayudan a explicar su definición. Cada agrupación de declaraciones terminan con declaraciones con “nosotros” que enfatizan llamamiento y respuesta deseada. Las declaraciones que siguen a cada principio no deben creerse ser limitadoras o comprensivas. Son proveídas como ayudas. Use frases, ilustraciones, historias, testimonios, pasajes de escrituras, y puntos adicionales para proveer claridad y comprensión para aquellos con los que están compartiendo.

Gracia y Generosidad

  • La gracia de Dios, especialmente revelada en Jesucristo, es generosa e incondicional.
  • Habiendo recibido la gracia generosa de Dios, respondemos generosamente y con gracia recibimos la generosidad de otros.
  • Ofrecemos todo lo que somos y tenemos para los propósitos de Dios revelados en Jesucristo.
  • Generosamente compartimos nuestro testimonio, recursos, ministerios, y sacramentos de acuerdo con nuestra verdadera capacidad.

Lo Sagrado de la Creación

  • En el principio, Dios creó todo y lo llamó bueno.
  • Espíritu y materia, visto y no visto, están relacionados.
  • El poder de la creación de crear y destruir nos recuerda de nuestra vulnerabilidad en esta vida.
  • Dios sigue creando para cumplir su propósito divino.
  • Nos unimos con Dios como mayordomos de cuidado compasivo y esperanza para toda la creación.

Revelación Continua

  • Las Escrituras son unos escritos inspirados e indispensables de la respuesta humana a la revelación de la naturaleza divina de Dios.
  • Dios misericordiosamente revela su divina voluntad hoy como en el pasado.
  • El Espíritu Santo inspira y ofrece testimonio a la verdad divina.
  • En humildad, de forma individual y en comunidad, en oración escuchamos para comprender más completamente la voluntad de Dios para nuestras vidas, la iglesia y la creación.

El Valor de todas las Personas

  • Dios ve a toda persona como de inestimable e igual valor.
  • Dios quiere que toda persona experimente integridad de cuerpo, mente, espíritu y relaciones.
  • Nos esforzamos por mantener y restaurar el valor de toda persona individualmente y en comunidad, desafiando los sistememas injustos que menosprecian disminuyen el valor humano.
  • Nos unimos con Jesucristo en traer las buenas nuevas al pobre, enfermo, cautivo y oprimido.

Todos Son Llamados

  • Dios misericordiosamente da dones y oportunidades a las personas para hacer lo bueno y compartir en los propósitos de Dios.
  • Jesucristo invita a las personas a seguirle, convirtiéndose en discípulos quienes comparten su vida y ministerio.
  • Algunos discípulos son llamados y ordenados a responsabilidades de un sacerdocio en particular y ministerios por el bien de la comunidad, la congregación y el mundo.
  • Respondemos fielmente, con la ayuda del Espíritu Santo, a nuestro mejor entendimiento del llamado de Dios.

Decisiones Responsables

  • Dios da a los seres humanos la habilidad de tomar decisiones sobre a quién y qué servirán. Algunas personas experimentan condiciones que disminuyen su habilidad para tomar decisiones.
  • Las decisiones humanas contribuyen para bien o mal en nuestras vidas y en el mundo.
  • Muchos aspectos de la creación necesitan redención a causa de decisiones humanas irresponsables y pecadoras.
  • Somos llamados a tomar decisiones responsables dentro de las circunstancias de nuestras vidas que contribuyan a los propósitos de Dios.

Búsqueda de la Paz (Shalom)

  • Dios quiere Shalom (justicia, reconciliación, bienestar, integridad y paz) para toda la creación.
  • Jesucristo, la encarnación del Shalom de Dios (paz), revela la definición de la paz de Dios en todo aspecto de la vida.
  • La visión de Sión es de promover el reino de Dios en la tierra, como lo proclamó Jesucristo, a través de la influencia fermentadora de comunidades justas y pacíficas.
  • Valiente y generosamente compartimos la paz de Jesucristo con otros.
  • Dirigidos por el Espíritu Santo, trabajamos con Dios y otros a restaurar la paz (Shalom) para la creación.
  • Celebramos la paz de Dios dondequiera que aparece o está siendo buscado por personas de buena voluntad.

Unidad en la Diversidad

  • La Comunidad de Cristo es una familia diversa e internacional de discípulos, buscadores y congrega-ciones.
  • Los ministerios locales y mundiales son interdependientes e importantes para la misión de la iglesia.
  • La iglesia abraza la diversidad y unidad por medio del poder del Espíritu Santo.
  • Buscamos acuerdo o común acuerdo en temas importantes. Si no podemos llegar a un acuer-do, nos comprometemos a un diálogo continuo y con amor proclamamos nuestra fe común en Jesu-cristo y la misión de la iglesia.
  • Confesamos que nuestra falta de acuerdo en ciertos temas es dañino para algunos amados hijos e hijas de Dios y la creación.

Bendiciones de la Comunidad

  • El evangelio de Jesucristo es expresado mejor en la vida comunitaria cuando personas se hacen vulnerables a la gracia de Dios y el uno al otro.
  • La verdadera comunidad incluye compasión para y solidaridad con el pobre, marginado y oprimido.
  • La verdadera comunidad defiende el valor de las personas mientras provee una alternativa saludable al egocentrismo, aislación y conformidad.
  • La Sagrada comunidad provee oportunidades de cuidado y crecimiento para todas las personas, especialmente para aquellos que no pueden completamente cuidar de sí mismos.
  • Valoramos nuestras conexiones y compartimos un fuerte sentimiento de confianza; pertenecemos el uno al otro—aunque nunca nos hemos conocido.
  • Algunos discípulos son llamados y ordenados a ciertas responsabilidades del sacerdocio y ministerios para el bien de la comunidad, la congregación y el mundo.
  • Somos llamados a crear comunidades de la paz de Cristo en nuestras familias, congregaciones, y a lo largo de nuestras aldeas, tribus, naciones y la creación.